ecommerce

aumentar-ventas-ecommerce

Aumentar las ventas de tu eCommerce

La tasa de rebote o abandono en un eCommerce es la principal preocupación de quienes están el frente de un negocio digital. Una vez hemos conseguido una tasa de visitas óptima, lo principal es empezar a optimizar el sitio buscando retener al máximo número posible de usuarios y, por tanto, subir el número de conversiones.

• Arquitectura de la información y usabilidad

El buscador es una herramienta clave en el eCommerce. Un buen buscado garantiza que el usuario pueda encontrar rápido lo que está buscando. A parte, una arquitectura de la información óptima es vital para conseguir que quienes decidan no usar el buscador no abandonen la página al no poder encontrar lo que buscan. La arquitectura de la información tiene que estructurar todo de tal manera que el acceso a la información sea rápido y sencillo. La usabilidad será clave para conseguir un sitio sencillo e intuitivo, donde el usuario pueda funcionar sin esfuerzo, lo que nos permitirá mantenerle en nuestra web más tiempo.

Esta sencillez abarca todos y cada uno de los pasos, como por ejemplo el vital paso del checkout. Mantener interfaces sencillas e intuitivas ayudará a que las conversiones suban.

• Características e imágenes

Sin caer en el exceso, es vital dar toda la información que podamos del producto. El usuario necesita todos los datos que le ayuden a decidirse por un producto, y necesita verlo lo mejor posible. Buenas fotos y una buena ficha de producto son una garantía de éxito.

• Opiniones y valoraciones

Las valoraciones son el verdadero tesoro de las webs de eCommerce. La reputación de un sitio se construye en base a las opiniones de sus usuarios. Cuantas más reviews de usuarios, más confianza ganaremos de cara a nuevos compradores. La compra de un usuario indeciso puede depender de si algún otro comprador ha dejado una opinión positiva o negativa. Estas valoraciones pueden afectar a aspectos exclusivos del producto que se vende (calidad, defectos, etc.), pero también a aspectos propiamente relacionados con tu negocio (atención, servicio post-venta, envíos…). De ahí su importancia.

• Opciones alternativas o complementarias

Un buen sistema de cross-selling o up-selling puede ser de mucha utilidad en el eCommerce. Una buena base de datos de productos y usuarios y un buen sistema de información cruzada que, por ejemplo, determine qué productos se compran después de haber comprado algún otro, son importantes para que funcione.

• Promociones

Los códigos de regalo, los descuentos… Una buena estrategia promocional, bien estudiada, puede ayudar a incentivar las ventas de compradores indecisos.

• Información acerca de las condiciones

Otro aspecto clave: información sobre las condiciones en que se desarrollan las actividades del eCommerce: envío, devoluciones, impuestos, garantía… Todo debe quedar claro, tanto como para que ningún usuario decida no finalizar su compra por tener dudas no resueltas. Además, debemos facilitar medios de contacto variados y funcionales para que los usuarios puedan resolver cualquier problema con la rapidez suficiente como para no suponer una venta perdida. Está más que demostrado que una atención al cliente eficaz es garantía de prosperidad en el eCommerce, y que medios como el chat, directo, instantáneo y gratuito, gana adeptos entre los clientes.

• Guardar el carrito de la compra

No sabemos porqué las compras se interrumpen, pero si conseguimos que cada usuario guarde los artículos en el carro de la compra, mediante un inicio de sesión, ganaremos números para conseguir que en una visita futura esa venta se realice, al ahorrarle al visitante nuevas búsquedas. Un sistema de email de recordatorio cuando un carrito es abandonado es también una herramienta a tener en cuenta: entre el 60% y el 70% de los usuarios que abandonan el carrito, consideran que no están listos aún para comprar, pero no han desechado del todo la idea. Se calcula que casi el 50% de los emails enviados a usuarios que han abandonado el carrito, son abiertos, y que en mas de un 13% de casos, el usuario hace clic para volver a la tienda. Así de importante es el seguimiento de carritos abandonados.

• Mostrar el proceso de compra

Identificar claramente los pasos de compra ayuda a que el usuario sepa en qué paso está y qué tareas debe cubrir para finalizar la compra, que no dude por el camino. Si un usuario no tiene claro si los datos que está introduciendo implican un riesgo de que se le cobre la compra sin confirmar antes, es probable que abandone. SI le mostramos bien claro que después de la introducción de datos hay un paso llamado “Confirmación” y después uno que se llama “pago”, ayudamos a que se sienta más confiado y lleve adelante la compra con tranquilidad.

• Evita distracciones

Banners, flashes fuera de lugar, intentos de redirección a “novedades” u “ofertas”, no harán más que desviar la atención de lo que de verdad nos importa: que el usuario esté centrado en el proceso de compra. Si en el paso intermedio llamamos su atención recordándole que hay nuevos descuentos de temporada corremos el riesgo de que el comprador visite esa nueva sección y deje a medias el proceso de compra.

• Ofrecer múltiples métodos de pago

Cuantas más opciones de pago ofrezcamos, más opciones de que la venta se realice. Hoy es relativamente sencillo contar con varias pasarelas de pago que cubran pagos virtuales tipo Paypal como pagos con tarjetas de crédito o débito.

• Optimizar la web para dispositivos móviles

Ya hemos hablado largo y tendido del montante de dinero que mueve -y moverá- el comercio electrónico a través de dispositivos móviles. No prestarle atención a estos dispositivos es eliminar de un plumazo a la mayoría de nuestros potenciales compradores.

entrada-mobile-sales

Usuarios y ventas en dispositivos móviles

La revolución digital en la que estamos inmersos desde hace tiempo no se detiene, y prueba de ello son los datos que año a año seguimos obteniendo del uso de dispositivos para navegar, consultar y comunicarse. En una reciente conferencia de Social Media Week nos sorprendían con un dato revelador: un adulto medio revisa su móvil unas 30 veces al día. Y por si fuera poco, los Millennials lo revisan más de 157 veces al día.

Eso tiene relación con la constante relación entre dispositivos conectados, que según pasa el tiempo crece a favor de dispositivos móviles y decrece en contra de los ordenadores de sobremesa. Como podemos ver en este artículo de Comscore.com, hace un año el número de usuarios conectados únicamente a través de ordenadores de sobremesa casi duplicaba al de aquellos que se conectaban solo a través de sus dispositivos móviles: 19,1% frente al 10,8% de los usuarios. Pasado el año, los usuarios declarados como mobile only son ya el 11,3% de los usuarios, mientras quienes afirman ser desktop only se ha visto reducido al 10,6%. Los números son claros, sobre todo teniendo en cuenta que es una encuesta dirigida a usuarios de un solo dispositivo. Aunque los ordenadores de sobremesa siguen siendo fundamentales en el desarrollo de muchos de nuestros trabajos, lo que garantiza que su extinción no esté ni mucho menos cercana, es muy significativo como los dispositivos móviles ganan terreno a pasos agigantados como principal punto de acceso a la red.

Unamos a esto los datos de eMarketer.com sobre el despegue del comercio electrónico de EEUU en 2015. Según sus índices, en 2016 se moverán $126 billones a través del comercio electrónico, casi un 40% más que en 2015. Y de ese despegue tienen buena parte de culpa los dispositivos móviles: las ventas realizadas a través de éstos se han incrementado un 95%, el equivalente a unos $39 millones. Los expertos, que hablan de unas transacciones a través de móviles que se han duplicado desde 2014, prevén que en 2020, el dinero que generen las ventas a través de móviles supere los $129 millones, basándose sobre todo en el constante ascenso y mejora de los smartphones, que crecen a más velocidad que las tablets.

Llegado a este punto, empezamos a comprender porqué el mobile first empieza a hacerse fuerte en los planteamientos de UX y desarrollo web de los nuevos proyectos. Sin dejar de lado las webs para equipos de escritorio, hay que empezar a entender el calibre del negocio que se mueve ya mismo a través de smartphones y tablets. Un website no preparado para usuarios conectados a través de dispositivos móviles verá caer sus visitas y dejará su posicionamiento herido de muerte. Para un ecommerce, las consecuencias incluyen, además, una pérdida de clientes y ventas, es decir, una caída de los ingresos. En Queiku trabajamos con diseños responsive preparados para ser visitados tanto desde equipos convencionales como desde smartphones y tablets, siguiendo la clara tendencia de los usuarios que poco a poco van convirtiéndose en mobile only.